La transexualidad y la prostitución

TRANSEXUALIDAD Y PROSTITUCIÓN

En multitud de ocasiones cuando hablamos de mujeres transexuales, realizamos una asociación directa con el trabajo sexual  hasta el punto que nos resulta difícil pensar la transexualidad femenina sin pensar en la prostitución..
Siguiendo esta línea de pensamiento, desde nuestro punto de vista, la identidad sexual de las personas no debe definirse en función de características “físicas” externas. En el caso concreto de las mujeres trabajadoras transexuales del sexo esto resulta evidente ya que son muchos los clientes que a la hora de contratar sus servicios profesionales “piden” por ejemplo ser penetrados.

Aunque parezca una obviedad, hemos de recalcar que la transexualidad femenina (la transexualidad en general) no implica en ningún caso el ejercicio de la prostitución. Existen mujeres transexuales que ejercen la prostitución, y las que no la ejercen.

“La transexualidad no iimplica el ejercicio de la prostitución”.

A pesar de esto, la realidad nos muestra que son muchas las mujeres transexuales que se ganan la vida a través del trabajo sexual. Es reflejo de las enormes dificultades que suele encontrar este colectivo a la hora de obtener ingresos económicos por medio de otras actividades económicas distintas al trabajo sexual. En muchos casos, y como resultado de la enorme estigmatización social que sufren, no suelen tener otras salidas laborales.

Las Trabajadoras Transexuales del Sexo (TTS) sufren un doble estigma. Son estigmatizadas y discriminadas por ser mujeres transexuales por un lado (transfobia), y por ejercer la prostitución por otro (putofobia). Existen de hecho estudios que indican que se trata de uno de los colectivos minoritarios más fuertemente estigmatizados.

En España muchas de las TTS provienen de países de américa del sur (un 91,2 % según el estudio publicado por Fundación Triángulo en 2011). Existe un alto porcentaje de TTS de origen latinoamericano que viene a ejercer a España huyendo de sus países de origen por motivos de identidad sexual debido al clima de “mayor tolerancia” que existe en teoría en nuestro país respecto a la orientación e identidad sexual. A pesar de que en España exista una legislación que contemple la discriminación por este tipo de motivos, la realidad es que las TTS siguen sufriendo unos enormes índices de violencia y estigmatización (el doble estigma del que hablamos antes).

Archivado en: prostitución, transexualidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies