Jeremy Irons llevando el lazo rojo